“Sin el arte, habría acabado en el asilo”

16 Abril 2015
en Varios
  • tamaño de la fuente
Valora este artículo
(2 votos)

Niki de Saint Phalle o feminismo, color y vida; podría ser el mismo concepto, puesto que la artista a lo largo de su trayectoria vital y profesional ha sido una de las representantes del movimiento pop-art, y de la mano ha llevado, la defensa a ultranza de la figura de la mujer en la sociedad.

 

Niki de Saint Phalle ha sido considerada durante toda su vida como una artista franco-norteamericana, haberse casado con el suizo Jean Tinguely, escultor, no le abrió ninguna puerta en el mundo del arte europeo, al contrario, su apellido noble redundó en las grandes galerías, después de haberse trabajado la paciencia y el tesón durante años a la sombra.

En 1966 ‘Hon’ (Ella) entusiasmó y escandalizó a partes iguales al público sueco y la prensa internacional. Una monumental figura femenina, con una vagina como puerta, iniciativa a los visitantes a entrar en el Museo de Arte Moderno de Estocolmo, el desconcierto se propagó en Europa y el mundo.

El diario 'Der Bund', de Berna, se refirió a la obra como un "delirio obsceno" y  una "monstruosa porquería"; juicio compartido por un abundante correo de lectores. Esto desencadenó en que, eb 1964, la prensa sueca desdeñara su Trabajo tratándolo como el resultado de un Trabajo a dos manos, y es que no se reconocía a Niki de Saint Phalle como una artista a parte entera, sino más bien como una especie de asistente de Tinguely.

En los 60, comienza a formar parte de la Vanguardia con Yves Klein, Jacques Villeglé, Christo, César o Martial Raysse. Empieza creando su 'liquidación general", disparando sobre pequeños sacos de color que se encuentran sobre telas. Manchado por las salpicaduras coloreadas, “el cuadro se ha convertido en tabernáculo de la muerte y del renacimiento”, dirá ella después del escándalo y la controversia ocasionada por sus "tiros".

Pero sin duda, el verdadero éxito llega con sus “Nanas”, gigantes figuras femeninas coloreadas con pigmentos vivos. Como curiosidad, os diremos que  una de estas corpulentas matronas es el ángel del techo de la estación de trenes de Zúrich, pero también se pueden encontrar tumbadas o suspendidas en París, Nueva York, Bruselas, Tokio, Amsterdam, Los Ángeles, Ginebra o Lucerna.

Las nanas simbolizan el color, la energía y la vitalidad que resisten contundentes ante la influencia mundial del sexo masculino.

Con las 'nanas', la artista ha creado figuras femeninas llenas de color, de energía y de vitalidad que sin pena resisten a la influencia de los hombres sobre el mundo.

"Los hombres son muy creadores. Han inventado todas estas máquinas de la era industrial, pero no tienen idea alguna del modo de mejorar el mundo", dirá la artista en el documental 'Niki de Saint Phalle', de Peter Schamoni (1966).

Niki de Saint Phalle murió el 2 de mayo de 2002 en San Diego, California, a causa de una enfermedad pulmonar causada por los gases tóxicos producidos durante la fabricación de sus figuras en poliéster.

Si aceptan una recomendación, les sugerimos que no se pierdan este espectáculo de belleza, un espectáculo que los comisarios de la exposición, Camille Morineau y Álvaro Rodríguez Fominaya, se han encargado de que reluzca con todo su esplendor, hasta el 7 de junio en el Guggenheim de Bilbao.

1075
Más en esta categoría: